Home > Actualidad > La Antigua Guatemala y el asteroride B 612

La Antigua Guatemala y el asteroride B 612

Sea o no sea  La Antigua  el Asteroide B 612, te invito a imaginar que los tres volcanes antigueños son los de El Principito.

Principito2

No soy Antonine de Saint-Exupéry, ni soy aviador, ni moriré cuando mi avión sea abatido en una misión sobre el Mar Tirreno, un muy 31 de julio de 1944, pero guardo de él un agradecimiento  inmenso que no se puede describir en  palabras, por esa maravillosa exaltación de amistad que es “El Principito”

 

 

Esta historia forma parte de mi vida y presumiblemente de la de mis hijos y nietos. Un libro de los que considero  más vendidos y espero de los más leídos en la historia editorial mundial cuyos primeros esbozos, posiblemente tengan sus imaginarias raíces en Guatemala.
En febrero de 1938, su autor Antoine de Saint-Exupéry, sufrió un accidente aéreo que lo postró en cama, luchando por sobrevivir a pocos kilómetros de un valle (Panchoy) donde tres volcanes – uno en actividad, uno apagado y el tercero no se sabe – bien pudieran ser el Asteroide B 612 donde nació  El Principito.

Principito3

Saint-Exupéry, al parecer, en su período de recuperación pudo al igual que todos los viajeros que llegamos a Guatemala, quedarse impresionado por la belleza de los tres volcanes: Agua, Fuego y Acatenango.
Poca información hay respecto a la recuperación del piloto francés, pues no hay registros médicos, solo la periodística publicación del accidente y algunas versiones transmitidas oralmente, a las que hay que sumar la versión de la poeta Luz Méndez de la Vega, hija del Dr. José Méndez Valle, el cual fue el médico que le salvó la vida , sin amputarle siquiera el brazo derecho como se le pronosticó a su entonces esposa (y posterior viuda) la salvadoreña Consuelo Suncín  “peligro de muerte, posible amputación brazo derecho, 32 fracturas,11 de ellas mortales” decían los cables que le fueron enviados al buque la trasladaba de Francia a Panamá.
Hay otras versiones antojadizas, una, la de la propia Suncín que intentó en sus aburridas memorias, asumir que ella fue “la inspiración” del piloto-escritor, y otra, la que intentan señalar que los tres volcanes son los de Santa Ana, ciudad que no conoció Saint-Ex, puesto que nunca sea o no sea La Antigua el Asteroide B 612.
Te invito a que leas este apasionante libro, que sin duda, te hará asumir lo bella que es la vida.81O7JGNHjpL

Jorge Carrol
Acerca del autor:Jorge Carrol es un escritor, publicista, columnista y catedrático,nacido en Buenos Aires, Argentina. Desde 1980 ha ejercido la cátedra en distintas universidades como: San Carlos de Guatemala, Panamericana y Rafael Landivar.

 

 

Leave a Reply