Home > Actualidad > Antigua Guatemala, una ciudad de valor excepcional

Antigua Guatemala, una ciudad de valor excepcional

Antigua Guatemala es una ciudad dinámica y extraordinariamente viva,  sin embargo, corría el rumor sobre el supuesto riesgo de perder su título de Patrimonio Mundial de la Humanidad, que data desde 1979 y que fue otorgado por la UNESCO.

Las dudas se aclararon durante la visita de la Directora General de dicha agencia de Naciones Unidas, Irina Bokova  en enero recién pasado a Guatemala,  quien afirmó “Antigua Guatemala no está en la lista de riesgo de la UNESCO, ni está planteado que esté”.

Esta afirmación no descarta que  hayan riesgos y desafíos que atender como los problemas de seguridad, tráfico ilícito de arte, falta de reglamentos, etc. Todos abordados ya en múltiples foros que realizan sus aportes para la conservación de la ciudad y que ya han ido encontrando eco.
A decir de Bokova, hay todo un procedimiento para que un sitio sea incluido en la lista de riesgo.  Es un trabajo muy serio, pero Antigua Guatemala no está en este proceso “Al contario, estamos trabajando en una manera muy constructiva” afirmó. Las condiciones que en el año 1979 hicieron que Unesco reconociera a la Antigua Guatemala como parte de la lista de Patrimonio Mundial todavía existen en esta ciudad.  Quiere decir que sigue siendo acreedora de la condición que hace 36 años le fue reconocida por la comunidad internacional.

Antigua Guatemala reúne tres de los diez criterios que UNESCO determina y hacen de un lugar un Patrimonio Cultural de la Humanidad:

  • I. Atestiguar un intercambio de valores humanos, durante un lapso de tiempo o dentro de un área cultural del mundo, sobre la evolución de la arquitectura o la tecnología, las artes monumentales, la planificación urbana o diseño de paisaje.
  • II. Dar una única, o al menos, testimonio excepcional de una tradición cultural o una civilización viva o desaparecida.
  • III.Ser un ejemplo sobresaliente de un edificio, conjunto  arquitectónico, tecnológico o de paisaje que ilustre (a) etapa importante(s) en la historia de la humanidad.  
Conservación: Un compromiso de todos

La Ciudad de La Antigua Guatemala constituye un conjunto monumental de inmenso valor para el patrimonio nacional. Su conservación es primordial no sólo para Guatemala sino para la comunidad internacional y, en sentido más amplio, para la cultura universal y juntamente con “sus áreas circundantes integran con ella una sola unidad de paisaje, cultura y expresión artística” así lo dicta el Decreto 60-69, Ley Protectora de la Ciudad de La Antigua Guatemala promulgado por el Congreso de la República de Guatemala.

Ser parte del patrimonio de la humanidad constituye también una responsabilidad que deben asumir tanto pobladores como autoridades electas.  El compromiso de la preservación, conservación y el desarrollo.

Desafíos: Un llamado a la unidad.

Antigua posee la riqueza de la dinámica que le da su propia gente y el mismo visitante que con tanta admiración llega a este lugar a descubrir el misticismo y encanto que la ciudad posee. Esto a la vez le agrega complejidad.

Un informe realizado en conjunto entre Unesco, la Universidad Rafael Landivar, a través del Instituto de Investigación en Diseño (INDIS) y Fundación Panchoy, luego de un evento denominado “Valoración de La Antigua Guatemala Como Patrimonio Mundial” destaca que es necesario trabajar en:

  • La importancia que existan marcos regulatorios claros para garantizar el manejo y gestión de la ciudad en términos estratégicos de corto, mediano y largo plazo.  Supone la existencia consensuada de un plan maestro, plan regulador, reglamento de construcción, definición clara del polígono del centro patrimonial, sus áreas de amortiguamiento y cinturón verde, además de la actualización del decreto ley 60-69.
  • La fusión del patrimonio cultural y natural que presenta la unidad del valle y la ciudad, además del valor arquitectónico e histórico de sus edificaciones. La ciudad requiere del manejo adecuado del turismo cultural, que permita su disfrute y a la vez genere un desarrollo sostenible,  en beneficio de la misma y las comunidades que alberga el Valle de Panchoy.
  • Los antigüeños son los principales portadores de la cultura y la tradición, además aportan una riqueza fundamental a la ciudad como patrimonio.
  • Es esencial evitar el fenómeno de gentrificación, que se refiere a la salida masiva de los habitantes del lugar.  Se necesita crear las condiciones para que las familias de origen permanezcan en la ciudad y no se vayan llevándose consigo los valores, la historia, la tradición.
  • La planificación urbana es fundamental y es necesario implementar y mejorar aspectos de infraestructura, en materia de vialidad -como la priorización del peatón y vías alternativas de circulación periférica-, agua, drenajes, manejo de desechos, entre otros.

Se hizo un llamado a todos los sectores, gobierno central y local, académico, sociedad civil, cooperación internacional y a cada persona, promover la protección, conservación, valoración, gestión sostenible y difusión positiva de La Antigua Guatemala, en beneficio de la sociedad.  Durante el foro en mención, la ex- vice ministra de Cultura, Rosa María Chan hizo un llamado a la unidad y al trabajo conjunto de los distintos actores representativos de la Antigua Guatemala, instó a pasar de la crítica sistemática a un diálogo con propuesta y disposición positiva de cara al futuro de la ciudad.
Chan anunció que están trabajando con el apoyo de Unesco, en completar, validar y socializar el Plan Maestro para el Manejo de la ciudad como Patrimonio.  En este contexto, una delegación del Centro de Patrimonio Mundial visitará el país y realizará un análisis de la situación actual de la ciudad con el objetivo de brindar mayores insumos para el diseño de dicho plan.

Al respecto, Julio Carranza, representante  de la UNESCO en Guatemala, dijo que ‘‘A un lugar como Antigua Guatemala nadie le regaló nada’’.

La condición de Patrimonio de la Humanidad es el reconocimiento de los valores que durante siglos de carácter cultural e histórico esta ciudad fue desarrollando y que se pueden apreciar en la magnificencia de la riqueza arquitectónica que se muestra en todo su esplendor. Pero más importante la cultura que se desarrolla aquí y ‘‘Los actores más importantes son los mismos antigüeños que durante generación tras generación expresan los valores”. Los gobiernos locales deben asumir la responsabilidad de cumplir los compromisos internacionales adquidos al ser una ciudad patrimonio y los mismos que la legislación guatemalteca establece. Es un llamado a asumir el liderazgo y cumplir el trabajo a favor de la Ciudad.

De cara hacia el futuro.

Carranza explica que el turismo es fundamental y una ciudad patrimonio mundial tiene la obligación de recibir turismo porque quienes vienen son ciudadanos del mundo, herederos del patrimonio.  Pero deben hacerlo en condiciones que aporten al desarrollo y conservación de la ciudad.  “No son problemas únicos de la Antigua Guatemala, también existen en otros países del mundo y queremos que todos estos desafíos se conviertan en factores de desarrollo” agregó.

Hay esfuerzos también para enriquecer la oferta cultural, espacios para la convivencia y la expresión cultural, que se están trabajando en conjunto con el Gobierno y las comunidades
“La Antigua Guatemala ya no sólo es un patrimonio de su gente y de los guatemaltecos sino se trata ya de un Patrimonio de la Humanidad en su conjunto y estamos llamados a protegerla y conservarla”, recordó Carranza.
Hay mucho trabajo por hacer pero hoy por hoy, Antigua Guatemala no está en lista de riesgo de perder su declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad y guarda una riqueza cultural e histórica de incalculable valor que merece la pena cuidar.

Leave a Reply